Pese a que el setenta por ciento de las llamadas al Servicio de Emergencia 911, son falsas, solamente se ha amonestado a una persona, reconoció Juan Manuel Becerra, director del programa.

Mientras que en el 2017, se registraron poco más de un millón 307 mil 377 llamadas, de las cuales 915 mil resultaron improcedentes; en el pasado mes de febrero, de atendieron 105 mil 097 llamadas y solamente 22 mil 455 procedieron.

El funcionario reconoció que aun cuando se cuenta con la reglamentación para la aplicación de sanciones, apenas se está integrando el software nuevo, que mediante aplicación específica, se conocerán las coordenadas geográficas, para ubicar al que cometa este tipo de delito, y denunciarlo ante las autoridades competentes.

Dejó en claro que el C4 Estatal, que recibe las llamadas del 911, mediante protocolo las envía a las corporaciones respectivas, las cuales determinan prioridades y actúa en consecuencia.

Ejemplificó que es más urgente auxiliar a un accidentado, es decir, primero se atienden las emergencias, y luego las quejas por vecinos ruidosos o de niños jugando en la calle.

Hay quienes tienen la percepción que no se contesta con premura las llamadas al 911 y es precisamente, porque muchas se hacen en broma; actualmente, lo más que se tardan en contestar son 90 segundos.

El directivo pidió a la población usar el servicio de emergencia en forma responsable, ya que una llamada falsa, obstruye el ingreso de una llamada de emergencia verdadera y hace movilizar en forma ociosa los cuerpos de seguridad.

De acuerdo a los reportes, es mayor el índice de robos de celulares y motocicletas; los vienes y sábados hay más actos delictivos y las colonias con mayor índice de éstos son la Insurgentes, Villas de Nuestra Señora de la Asunción, Zona Centro, Landeros Gallegos, Santa Anita, Pilar Blanco, Peralta Gámez, Ciudad Industrial, San Marcos y Los Pericos, por lo que las corporaciones policíacas están más alertas en estos puntos rojos.