Una de las demandas más sentidas de los obreros de cara al próximo Día del Trabajo son los constantes aumentos en los productos de la canasta básica, señaló Refugio Marín Ruiz, secretario general de la CROC, pues varios artículos, principalmente alimentos, se han vuelto inaccesibles para la muy mermada economía de los asalariados.
Lamentó que con la espiral inflacionaria, los incrementos salariales no alcancen siquiera para que las familias varíen su dieta, pues productos como los cárnicos resultan inaccesibles para muchos; de tal manera que aún con estos ajustes, el poder adquisitivo de los trabajadores sigue igual de golpeado y de ahí la importancia de mejorarlo.
Marín Ruiz indicó que una solución es implementar esquemas de productividad, y si bien hay algunos ramos dentro de la industria que ya los han adoptado, en otros sigue habiendo reticencia tanto del patrón como del trabajador, labor en la cual se deben enfocar los sindicatos.
Señaló que particularmente han resentido los constantes incrementos a los productos de la canasta básica, pues muchos han sufrido un incremento que se ubicó por encima de los aumentos salariales, motivo por el cual los jefes de familia están teniendo complicaciones para solventar los gastos diarios; añadió que aunque la inflación ha cedido un poco, el primer trimestre del presente año el poder adquisitivo de los trabajadores ha ido a la baja, prueba de ello son los incrementos que han tenido los combustibles.
Para finalizar el secretario general de la CROC indicó que no hay dinero que alcance para costear los productos de la canasta básica además de los servicios como la luz, el agua y el gas, por lo que uno de los llamados de los trabajadores a la iniciativa privada es a apostarle a la competitividad y la productividad, para con base en ello, ir incrementando de a poco los sueldos de sus trabajadores.

¡Participa con tu opinión!