La nueva Ley de Movilidad del Estado ya está en vigor, pero hay disposiciones que siguen en el limbo, lo que tiene en zozobra a los concesionarios del transporte público y en general a los usuarios del mismo.

Están pendientes las disposiciones reglamentarias derivadas de la nueva Ley, así como los manuales y demás instrumentos normativos.

Además, no se ha expedido la convocatoria para la creación del Observatorio Ciudadano de Movilidad, el Congreso del Estado aún no realiza las adecuaciones normativas correspondientes. Inclusive no se ha expedido el Programa Estatal de Movilidad.

Se establece que las concesiones otorgadas bajo el imperio de las disposiciones que se derogan, continuarán su vigencia hasta su conclusión en los términos en que fueron otorgadas.

Las obligaciones que la nueva Ley determina para los concesionarios, permisionarios, titulares de autorizaciones y operadores, serán exigibles desde la entrada en vigor de la presente normatividad (el 1° de mayo del año en curso) y su incumplimiento será sancionado.

Las concesiones del transporte colectivo urbano que actualmente se encuentren en su período de vigencia conforme a las disposiciones que se derogan, podrán adherirse inmediatamente al SITMA (Sistema Integrado de Transporte Público Multimodal de Aguascalientes), siempre que los interesados cumplan con los requisitos señalados.

Para ello, la Cmov (Coordinación de Movilidad) generará los programas de integración que resulten necesarios para operar sin demora la transferencia entre ambos sistemas.

La persona física que actualmente detente una concesión de transporte colectivo urbano, deberá integrarse en personas morales titulares de las concesiones SITMA, cuando tales entes reúnan los requisitos de ley. En este caso, la titularidad de las concesiones ordinarias para operar el transporte colectivo urbano, se extinguirá si se otorga la titularidad de la concesión SITMA a la organización.

¡Participa con tu opinión!