Staff
Agencia Reforma

A pesar de llegar a la cifra de 200 Grandes Premios en la carrera de este domingo en el circuito de Sakhir, Sebastian Vettel sigue sintiendo nervios cada vez que tiene que cumplir un compromiso en la F1.
En retrospectiva, hace 11 años, el 17 de junio de 2007 en el GP de EU realizado en Indianápolis, el joven piloto de 19 años que corría para BMW Sauber ya no es el mismo que ha ganado cuatro campeonatos y se mantiene activo y en la pelea por conseguir un título más, ahora con la mítica escudería de Ferrari.
“Ahora, a los 30 años de edad, me siento un piloto más maduro y experimentado, mientras que si pensamos en el pasado de la Fórmula Uno, por ejemplo, Juan Manuel Fangio ni manejaba cuando tenía 30 años”, aseguró Vettel, quien buscará su segundo triunfo en el GP de Bahrein de este fin de semana.
“Para mí, cuando eres lo suficientemente rápido, también eres lo suficientemente viejo y no eres tan viejo mientras que seas lo suficientemente rápido”.
Una decena de temporadas y 199 pruebas han pasado para el alemán, pero eso no hace que cambie su forma de ver la F1, pues se mantiene enamorado con su menester, siendo líder en la Scudería, luchando por otra corona y sintiendo los mismos nervios de siempre antes de iniciar una carrera.
“Tras unos años aprendes a lidiar con las emociones y la tensión de antes de una prueba, pero esto es parte del deporte, algo por lo que me sigue gustando estar aquí. Pero sí, me sigo poniendo nervioso, y emocionado”, afirmó Vettel.