Otros seis elementos policíacos se encuentran en proceso jurídico de baja definitiva de la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio de Aguascalientes, lo cual sucederá el próximo mes de octubre, al existir evidencias contundentes de sustraer pertenencias de los detenidos, reveló ayer el regidor presidente de la Comisión de esta área, Alejandro Monreal Dávila.

Advirtió que el Ayuntamiento de Aguascalientes mantiene una postura dura e inflexible hacia aquellos elementos que incurren en actos ilegales hacia los ciudadanos.

Este año un total de 10 policías han sido dados de baja por no haberse evaluado en el sistema de control y confianza, por cometer faltas que han sido mostradas en redes sociales, por el robo de gasolina y a algunos se les aplicaron sanciones administrativas y económicas.

“Tan sólo en este ejercicio un grupo de 16 policías se encuentran en la lista de ser personal nocivo, los cuales se suman a los cuatro elementos dados de baja durante el 2017”.

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública capitalina explicó que este número de casos se ha disparado de un año a otro, gracias a que ahora se cuenta con un nuevo reglamento de asuntos internos que permite iniciar procesos jurídicos de manera correcta y apegada a derecho.

Monreal Dávila señaló que un policía se encuentra en prisión por meterse a una casa a robar, aunque en este momento todavía se desarrolla el proceso jurídico para darlo de baja de la corporación municipal.

Finalmente, precisó que suman 32 los procesos de investigación, pero todavía la mitad de ellos no son formales porque se integran plenamente las denuncias para poder sustentarlas, presentar las evidencias pertinentes y contar con los testimonios.