Los recursos a los que los partidos políticos renuncien los conservará la Secretaría de Hacienda para canalizarlos, previo acuerdo y de manera inmediata, a la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos del 7 y el 19 de septiembre, explicó Ignacio Ruelas Olvera, delegado estatal del Instituto Nacional Electoral.

Cumplida esa parte, en términos de la Contabilidad Gubernamental quedará un cargo y abono del financiamiento público que la Ley prevé para los institutos políticos, agregó.

Asimismo, destacó que el tema de la entrega o no de los recursos previstos por la norma para el financiamiento de los partidos, es un tema que cobró fuerza a partir de la desesperanza del pueblo de México ante las circunstancias de emergencia que se viven.

Aclaró que el tema no es del INE porque no depende de éste quitar o recoger dinero, sino que es solamente una instancia gubernamental por la cual se les entrega el recurso a los partidos y se les fiscaliza.

Recordó que quien da dinero a los partidos vía financiamiento público, es el Estado mexicano, así como los gobiernos de los estados de la República, y son recursos que quedan sujetos a la contabilidad gubernamental.

“Esto implica que cuando no son ejercidos regresan a las arcas de Hacienda para que esta institución disponga su destino, y esa es la ruta jurídica por la cual se está dando respuesta a la demanda que hacen muchos sectores del pueblo de México para que ese dinero tenga otros alcances”.

Ruelas Olvera indicó que, en términos de elecciones, cada partido deberá resolver ahora su situación financiera, pues al entregar un porcentaje del financiamiento, sabe que para el proceso electoral en ciernes tendrá que prescindir de ese recurso para hacer política.

Consideró que, en el interés de responder a la demanda ciudadana, se encontró la vía adecuada para que los partidos redireccionen ese recurso, si bien no tomando una decisión interna para su destino, sino regresándolo a Hacienda y acordando con esta Secretaría para que sea ministrado a la reconstrucción del país.

¡Participa con tu opinión!