Cada vez que se escucha un planteamiento de lo que debió hacerse y no se hizo, significa un mazazo a la memoria individual o colectiva, que directa o indirectamente no hizo lo necesario para que se lograra; por consiguiente, hablar del exceso de vehículos en la ciudad de Aguascalientes y de los problemas que provoca al tránsito es sólo un paliativo.

Si hubiera… un buen servicio de transporte urbano se podría dejar el automóvil en casa y menos personas tratarían de tener uno, pero la realidad es lacerante ya que los señores concesionarios y las autoridades respectivas se niegan a que cambie el estado de cosas, por lo que es difícil que alguien que tiene su vehículo se anime a esperar 30 o 45 minutos a que arribe el camión al paradero y tener que viajar entre apreturas.

Asegura el presidente del Colegio de Urbanistas, Guillermo Randolph Mora, que en la ciudad capital hay un promedio de 332 mil vehículos particulares, lo que significa que existe una unidad por cada 2.4 habitantes, a lo que debe sumarse el transporte público, pesado y los foráneos, que hace materialmente “imposible” que ninguna de las vialidades quede sin un tipo de perjuicio.

Lo anterior provoca que las principales vialidades pierdan funcionalidad ya que no conducen de un lugar a otro, por el contrario, se concretan a ser colectoras que conectan a zonas habitacionales, por lo que es usual que cada vez se utilice más tiempo para llegar a un destino, que en otras condiciones debería de ser mínimo.

Asimismo, el hecho de que la capital crezca de manera horizontal obliga a que la mancha urbana siga avanzando hasta colindar con municipios vecinos, lo que básicamente se debe a que por costumbre se rechaza vivir en condominios o en espacios de tres niveles.

Si hubiera… sido de manera vertical de por lo menos de tres niveles por lote “estaríamos hablando de que la ciudad no pasaría más allá del primer anillo, sería una ciudad que se podría recorrer a pie, pero la expansión horizontal de la ciudad, como se ha dado, demanda cada vez la apertura de nuevas vialidades y por ende el mantenimiento de las existentes”, sostuvo Randolph Mora.

En la segunda parte de la década de los 80 del siglo pasado, hubo el intento de crear condominios en los nuevos fraccionamientos populares, pero de inmediato se recibió el rechazo de diversos sectores, por lo que continuó la venta de casas en espacios únicos. Ya en ese tiempo se hablaba de los problemas que habría de continuar con el desarrollo horizontal, pero pudo más la presión social que la lógica y ahora ya se resienten sus efectos.

Si hubiera… hecho caso a la razón no se estaría discutiendo un asunto que conforme avanza el tiempo será más difícil de resolver. El Colegio de Urbanistas señala que si en 2016 se vendieron 16 mil vehículos nuevos en Aguascalientes se requerirían 48 kilómetros lineales de nuevas vialidades, lo que quiere decir que cada año se necesita otro anillo en la ciudad para atender la demanda de vehículos.

Aunque pareciera que no hay respuesta a la vista, los urbanistas colegiados tienen proyectos y estrategias que pueden encarnar la solución para mejorar la movilidad y las vialidades, principalmente la creación de subcentros urbanos en la ciudad, en los que se concentren diversas actividades, tanto de comercio y servicios como de trabajo y recreación, en donde los habitantes puedan moverse sin necesidad del vehículo.

Si hubiera… mano firme del gobierno para que el transporte urbano sea el que corresponde a una ciudad en expansión y que las dependencias del ramo no sólo escuchen sino que lleven a la práctica los proyectos del Colegio de Urbanistas, en pocos años se tendría un cambio tangible. Está claro que hacerlo es una tarea ardua y no atrae los reflectores, pero ajustándose a la obligación que tienen los funcionarios de velar por el bienestar general deberían concretarlo.

CONSUMO DE DROGAS

Alcohol, tabaco y marihuana están entre la preferencia de la población juvenil de Aguascalientes, mientras que la cocaína registra un descenso del 80%; los inhalantes están entre el 20 y 30% de aceptación y el “crack” redujo su consumo, al pasar de 20 a 10%.

Son datos “duros” que aportó la presidenta del Centro de Integración Juvenil (CIJ), Leticia González Esquivel, en una evaluación de cómo ha crecido o decrecido el gusto por el uso de las drogas, de 2005 a 2016, que se convierte en un llamado de atención a padres de familia y sociedad en general, para que contribuyan a disminuir la atracción por cualquiera de esas sustancias que tanto daño causan al organismo.

De las personas atendidas en este periodo en el CIJ, el 82% han consumido alcohol al menos una vez en la vida y el 79% ha probado el tabaco. Respecto al consumo de drogas como benzodiacepinas, alucinógenos, metanfetaminas, éxtasis y heroína, entre el 10 y 20% las han usado al menos una vez.

Conocer con mayor precisión el comportamiento que tiene cada una de las clasificaciones de las drogas es indispensable para determinar las acciones a cumplir, principalmente el seguimiento que debe haber con los pacientes que acuden en la búsqueda de alejarse de ese submundo.

El terapeuta que entrevista al nuevo paciente introduce en el expediente clínico electrónico los datos que habrán de servir para el tratamiento que corresponda, que va de acuerdo al tempo que tiene la persona de consumir algún tipo de droga.

Por su parte el gobierno municipal capitalino aseguró que el 18.1% de los jóvenes ha ingerido algún tipo de sustancia ilegal y los grupos de edad de inicio se concentran entre los 15 y 19 años, con 42.2% y de 10 a 14 años con 30.4%, por lo que es necesario trabajar intensamente con ellos para que conozcan el deterioro que se provocan y buscándose que cada vez sea menos el número de niños, adolescentes y jóvenes que se acerquen a ese precipicio.

En lo que podría disentirse con el programa municipal es que sean elementos policiacos quienes se encarguen de prevenir sobre el uso y abuso de las drogas, ya que difícilmente tendrán entre sus oyentes a muchachos que están en esa condición. Es necesario que lo hagan asociaciones civiles, médicos, terapeutas, profesores y psicólogos, entre otros, que desde el primer momento despierten interés y por su misma profesión sepan centrar la atención en el programa.

De la misma manera es preferible invertir más en programas educativos, recreativos, culturales y de prevención que en patrullas y armamento, orientando el gasto a generar las condiciones para ofrecer a niños y jóvenes oportunidades de crecimiento en su misma colonia, principalmente con los menores, al aceptar la propia autoridad que el 30.4% de 10 a 14 años ha probado algún tipo de droga, lo que de no atajarse a tiempo será un problema mayúsculo en pocos años.

ES POR DEMÁS

El fiscal René Urrutia y el secretario de Seguridad Pública Estatal, Alberto Martínez Castuera, sostienen que los robos de “alto nivel” son autoría de fuereños y que pese a todo lo que sufre la sociedad de Aguascalientes los filtros carreteros dan resultados. Mientras que ambos se empecinan en defender lo indefendible, los cacos dieron otro “golpe” al hacer un boquete a un banco que se ubica en la avenida Aguascalientes, fraccionamiento Bosques del Prado. Para variar aprovecharon la oscuridad reinante debido a una supuesta falla en el alumbrado público, por lo que pudieron “trabajar” sin problema alguno. Sean de otras partes o de aquí los ladrones, lo urgente es acabar con este clima de inseguridad en que está sumida la ciudad y el estado. Con declaraciones no se solucionan los inconvenientes, son resultados lo que es urgente y es en lo que deben estar abocados los titulares de ambas dependencias…