Los días y horas laborables son claras en la función pública como en cualquier otro trabajo y no deberán ser causa de confusión, ni mucho menos de mezcla, por parte de aquellos integrantes de ayuntamientos que opten por no separarse del cargo en la actual administración y deseen buscar la reelección en el próximo proceso electoral.
Así lo señaló el presidente del Consejo General del Instituto Estatal Electoral, Luis Fernando Landeros, al indicar que para evitar excusas y desconciertos entre los actores políticos que estarán en ese supuesto en la campaña del año entrante, los lineamientos que clarifiquen sus posibilidades de actuación ya fueron emitidos.
“Se trata de un acuerdo del Consejo General, aprobado por mayoría y que los miembros de los ayuntamientos en funciones que pretendan ir por la reelección, ya pueden empezar a estudiar para que no les quede la menor duda de los alcances de sus acciones”.
En ese sentido, recordó que los funcionarios públicos que contiendan y a la vez ejerzan el cargo que ostentan, no podrán realizar actos de campaña en días y horas hábiles propias de su encargo, es decir, fechas y horarios en los que tengan actividades propias de su función.
“De ninguna manera podrán utilizar recursos públicos que les correspondan por el ejercicio de su encargo, para promover o influir de manera alguna en el voto a su favor o en contra de algún partido político, coalición o candidatura”.
Dejó en claro que tampoco podrán ocupar al personal adscrito a la nómina de la estructura orgánica de los respectivos ayuntamientos, durante su horario laboral, para realizar actos de campaña, pero ni siquiera fuera de su horario laboral si se trata de actos de campaña mediante intimidación, presión o cualquier mecanismo que vaya más allá de la voluntad individual de cada persona a su cargo.
Asimismo, les queda prohibido condicionar la entrega de recursos provenientes de programas públicos bajo ninguna circunstancia.
“Y aunque pareciera obvio, el acuerdo puntualiza que dichos actores políticos deberán cumplir a cabalidad con las obligaciones inherentes a su encargo como integrante de un ayuntamiento”.
Finalmente, Landeros Ortiz refirió que el documento precisa que las violaciones a los lineamientos emitidos por el IEE serán tramitadas, en su caso, conforme a lo establecido en la norma correspondiente.