El fiscalista Carlos Maza Arévalo consideró ayer que el sexenio de Enrique Peña Nieto concluye como un “Estado fallido” por los resultados sociales, de seguridad y económicos, con promesas incumplidas como el tren rápido a Manzanillo, la eliminación de 100 diputaciones plurinominales y los actos de corrupción en todos los niveles de gobierno.

Indicó que sólo en un principio, en este gobierno federal imperó una promesa maravillosa, incluso como salvador de México y reconocido en el mundo, logró cosas imposibles como el Pacto por México y reformas estructurales.

Sin embargo devinieron rápidamente los problemas tras la reforma educativa por parte de maestros, lo que degeneró en una violencia social innecesaria, consideró el especialista financiero Maza Arévalo.

Además, en la reforma energética mantiene dudas entre muchos y fue planteada como un proyecto maravilloso en algunos aspectos, pero Pemex continúa manejándose como una empresa sin recursos para invertir en infraestructura y extracción de petróleo a grandes profundidades.

Aseveró que los actos de corrupción fueron evidentes este sexenio como la casa blanca, la estafa maestra y los hechos de violencia como la masacre de Tlatlaya, los 43 normalistas de Ayotzinapa, exceso en los gastos de la familia presidencial, todo esto provocó el castigo conocido tras las elecciones del pasado 1 de julio de 2018.

Otros asuntos pendientes son la inseguridad pública, los robos, los asaltos, donde el gobierno ha fallado en su responsabilidad de salvaguardar el orden y garantizar la paz y la tranquilidad de sus ciudadanos.

Sin embargo, Carlos Maza Arévalo consideró que el pueblo mexicano se merece una verdadera felicitación por aguantar callado en este sexenio y cuando debió mostrar su inconformidad lo expresó en las urnas, sacando de las acciones de gobierno a los políticos que deseaban seguir en el poder y como parásitos del sistema.

Por fortuna México es un país que sigue luchando por salir adelante y donde las autoridades son responsables de combatir la corrupción, que es uno de los peores crímenes que pueden existir en una sociedad, motivo por el cual se debe estar atento para transformar esas situaciones de deshonestidad, puntualizó.