El fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, alertó por la proliferación de casos de robos a casa-habitación, donde estaría involucrado personal doméstico de reciente contratación.
Explicó que entre varias denuncias recibidas por esta modalidad de robo, se han detectado casos que supondrían la actuación de varias personas en contubernio para obtener información del interior de las casas y sus bienes muebles, a fin de cometer atracos.
En conferencia de prensa, detalló que hay coincidencia en la contratación de personal de servicio y, al cabo de algunos días, la comisión de asaltos, por lo que se han tendido líneas de investigación respecto de la presunta participación de los empleados en el hogar.
En ese sentido, dijo que la zona más afectada hasta el momento por este tipo de robos, es el norte de la ciudad; “hay indicios de que la información de lo que hay adentro y las rutinas de los habitantes es proporcionada por los empleados”, agregó.
En ese sentido, recomendó extremar precauciones sobre a quiénes se les permite el acceso a los domicilios y ser sumamente exigentes al momento de contratar personal de servicios doméstico.
“Hay el riesgo de que delincuentes disfrazados de personal de servicio se infiltre y provea información a personas que se encargan de ejecutar el robo, basados en los datos de contenido y dinámica familiar obtenida por quienes han ingresado a trabajar ahí”, advirtió.
Figueroa Ortega, dijo que de acuerdo a las investigaciones, se trataría de personas de Aguascalientes que están trabajando en conjunto, si no como banda integrada, sí en un contubernio evidente que ha coincidido en diversos casos de denuncia de robo a casa-habitación.
Finalmente, el fiscal estatal estimó que al cierre del mes de agosto las cifras de incidencia delictiva en la entidad habrían disminuido respecto del mes anterior, especialmente en robo domiciliario y en robo vehicular.