La representación de la Procuraduría Federal del Consumidor a través de su titular, Carlos Ricardo Olvera Ávila llamó a la población a reducir riesgos de accidentes evitando adquirir luces y productos navideños de dudosa procedencia.
Al respecto dijo que el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor, en conjunto con otros laboratorios de prueba en México, trabajó en la elaboración de la normatividad exclusiva para probar y dar seguimiento a este tipo de productos y que no signifiquen un riesgo para los consumidores. Destacó que una garantía de seguridad al comprar luces navideñas, figuras inflables y artículos decorativos de temporada, es aquella que en el empaque incluya la leyenda que rige al producto por la Norma Mexicana NMX-J-588-ANCE-2017, “Productos eléctricos- Artículos decorativos y de temporada- Seguridad”. “Al venir nombrada en la Norma Oficial Mexicana NOM03-SCFI-2014, esa disposición se hace obligatoria y avala que fueron sometidas a métodos de prueba y cumplen con ciertos requisitos para considerarse un producto seguro”.

Olvera Ávila resaltó que en la Revista del Consumidor de este mes de diciembre se hacen una serie de recomendaciones al respecto. Entre las que destacan: comprar las series de luces en una tienda establecida y elegir aquellas que tengan como certificado de seguridad, la Norma Oficial Mexicana. Al decorar el árbol o la casa con luces, revisarlas y asegurarse de que los cables no estén enredados, gastados, ni expuestos; los enchufes deben estar completos y en buen estado. Utilizar un máximo de tres juegos de luces normales por cada extensión y por enchufe. Y mantener las extensiones lejos del suministro de agua del árbol y de las mascotas.

Otras sugerencias son: Si se compra un árbol natural, asegurarse que se haya cortado recientemente, lo cual podrá ser identificarlo porque el tronco estará pegajoso y las agujas estarán verdes y deben resultar difíciles de arrancar. Si se compra un árbol artificial, se recomienda adquirirlo en un negocio establecido y checar que tenga la etiqueta “resistente al fuego”. Por ningún motivo colocar velas encendidas cerca del árbol de navidad, ni adornos fabricados con material flamable, ni colocar el árbol cerca de fuentes de calor.