Letal sería el aumento al transporte público urbano para la población ante los bajos salarios que percibe la gran mayoría; así lo consideró la presidenta de la Asociación Mujeres Jefas de Familia, Gwendolyne Negrete Sánchez, quien llamó a las autoridades a reconsiderar muy bien la petición.
La activista social comentó que este incremento no sólo afectaría a las madres jefas de familia, sino también a la población en general. Ejemplificó el caso de quienes son sustento en el hogar, donde una gran mayoría de las mujeres perciben sueldos de 4 mil pesos y tienen un promedio de tres hijos, por lo que tan sólo en el transporte de quienes son estudiantes, con la petición de 12 pesos al pasaje, sería un egreso de 1,600 pesos mensuales, tan sólo para pagar el camión urbano y todavía faltaría el pago del agua, la luz, la comida y la renta de la vivienda.
Por tanto, Negrete Sánchez dijo que dicha petición de incremento es totalmente desproporcionada a la realidad de una gran mayoría de familias de Aguascalientes. Además, afirmó que desafortunadamente el servicio del transporte público en la ciudad deja mucho qué desear con unidades en mal estado, que no respetan las rutas, no pasan a tiempo, van con el sonido a todo volumen y en el caso de las mujeres, muchas ocasiones son objeto de una falta de respeto.