Una primavera tranquila con condiciones de mucho calor se prevé para este año, reconoció el director de la Conagua, Octavio Cárdenas Denham, quien detalló que está previsto que mayo y junio serán los meses más calurosos para Aguascalientes. Resaltó que en principio, el pronóstico que indica esta temporada será similar a la del año pasado, es decir, muy seco, con bajas probabilidades de precipitaciones.
Hoy martes en punto de las 10:15 horas entra el equinoccio de la Primavera y con ello un alza en las temperaturas máximas. De acuerdo al director de la Conagua, se estima que para esta semana oscilen entre los 30 y los 33 grados centígrados y las mínimas rondarán entre los 8 y 10 grados.
Igualmente detalló que durante esta semana está previsto el paso del Frente Frío número 38 por la zona noroeste y oriente del país, que traerá cierta probabilidad de lluvia para la entidad, así como rachas de viento por las tardes. “Si este banco de humedad nos logra llegar a Aguascalientes, ahí del jueves quizá pudiéramos tener una lluvia aislada ligera, pero aún así la probabilidad es mínima”.
Cárdenas Denham señaló que los pronósticos indican que los meses de mayo y junio serán los de mayor temperatura para Aguascalientes, por lo que todavía están afinando los niveles de temperaturas máximos en la zona.
“Lo consideramos en promedio similar al año pasado. Sabemos que el 2017 fue muy caluroso, con el desfase del temporal de lluvias de 5 semanas, eso hizo que permaneciera mucho más el calor, entonces de entrada sentimos que si va a ser un año similar al pasado, va a ser uno seco en lo que es la mayor parte de la primavera con temperaturas entre los 28 y 33 grados en promedio para la primavera”.
El titular de la Conagua en la entidad recordó que según los pronósticos se espera la presencia de hasta 55 frentes fríos hasta el mes de mayo, los cuales serán cada vez más ligeros y que no afectarán tanto a Aguascalientes. Por lo que exhortó a la población a extremar precauciones para evitar contraer enfermedades respiratorias y gastrointestinales, golpes de calor y no exponerse durante periodos prolongados al sol.