El Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (STUAA) confía en que el Gobierno Federal no dejará en desamparo a las instituciones públicas de educación superior, sostuvo su secretario general, Jorge Morfín Romo.

En ese contexto es que prepara el pliego petitorio con el que emplazará a la Máxima Casa de Estudios a fin de revisar el Contrato Colectivo de Trabajo para sus trabajadores administrativos para el año 2018.

En el marco de la asamblea general ordinaria convocada para este fin de semana con el objetivo de informar a la base trabajadora del bosquejo del emplazamiento, agregó que se sabe de antemano que “la situación está muy difícil”.

Explicó que en el transcurso del mes se han desarrollado reuniones de trabajo con el equipo jurídico del STUAA, así como con los delegados, a quienes se ha incorporado en el proceso de análisis y diseño del pliego.

El documento se hizo del conocimiento este viernes y será sometido a votación en una nueva asamblea general que se llevará a cabo antes de que termine el mes, ya que el emplazamiento ante la Junta de Conciliación se debe presentar en el periodo del 3 al 12 de noviembre, agregó.

Morfín Romo aseguró que todavía no se llega a un porcentaje específico de demanda de incremento salarial, pero adelantó que éste será razonable y de acuerdo con las condiciones económicas del país, del Estado y de la propia Institución.

“Desde luego que los intereses de los trabajadores serán defendidos, pero no se trata de desvirtuar la situación demandando lo que de antemano se sabe que no se puede realizar”, manifestó.

Morfín Romo dejó en claro, sin embargo, que sí hay necesidades específicas que se van a poner sobre la mesa de diálogo, y en ese proceso se espera que las pláticas con la autoridad universitaria encuentren un punto de entendimiento.

Refirió que en años anteriores, la demanda de incremento se situó entre el 10 y el 15% como base para entrar a las negociaciones, y tras el estira y afloja se lograron acuerdos para ambas partes.