Juan Carlos García
Agencia Reforma

TORONTO, Canadá.- A George Clooney no lo para nadie: según él, es el hombre más afortunado del planeta, ¿y el más galán?
“Me siento el tipo más afortunado del mundo, he podido completar muchas facetas de mi carrera y de mi vida personal como no lo esperaba y fabulosamente digo ¡esto es genial!
“Claro que me siento motivado por lo que ha sucedido los últimos meses, y quiero hacer más, lograr más, me siento imparable”, expresó el ganador del Óscar a su llegada a la presentación de la película que dirigió, Suburbicon.
Y ante la pregunta de una periodista que hasta le guiñó el ojo, quiso abrazarlo y le preguntó si es el más guapo o apuesto, respondió con su ya conocido sentido del humor.
“Es que eso lo dicen ustedes, pero habría que preguntárselo a quien no lo cree así”.
Clooney, de 56 años y quien ha sido señalado entre las celebridades más influyentes del mundo, según Time, no quiso ahondar en detalles sobre la relación con su esposa, Amal, y el nacimiento de sus gemelos… por el momento.
“Sé que todos quieren averiguar los detalles que no quiero dar, pero sí les puedo decir que esto (de ser papá) es mucho más complicado que dirigir una película, o escribirla o producirla. ¿Es así o estoy alucinando? Supongo que ya que lo asimile del todo podré ir abriéndome más. Estoy lleno, por el momento, de bellísimas experiencias”, apuntó, mezclando ironía y broma, como es su costumbre.
La estrella hollywoodense reclutó a Matt Damon, Julianne Moore y Óscar Isaac para trabajar en Suburbicon, filme que también coprodujo y coescribió y cuya premier continental se realizó por primera vez anoche, en el Visa Screening Room, dentro del Princess of Wales, en el Festival de Toronto (TIFF).

¡Participa con tu opinión!