Al sector empresarial preocupa que la discusión en el país esté centrada en la reducción de salarios; “el máximo cargo público no se da para demostrar el grado de pobreza al que se puede llevar al Gobierno, sino qué tan rico se puede hacer el país, es la tarea”, señaló Francisco Ruiz López.
El presidente de la región Bajío Norte de Coparmex, consideró que las políticas internacionales de libre mercado indican que en las empresas y en el Gobierno se tiene que pagar un sueldo para contratar a los mejores, por lo que los sueldos baratos son para talentos baratos.
En entrevista, expuso que el sueldo que pueda recibir el gobernador del Estado seguramente es menor que el de varios ejecutivos de alto rango de las empresas transnacionales que están asentadas en la entidad.
“Y si bien es cierto que las responsabilidades de éstos son de enorme peso, sin duda son menores que las de un servidor público al que se le ha encomendado que guíe una entidad federativa”, agregó.
En ese contexto, el líder empresarial manifestó que no se pretende negar que se hayan registrado ingresos excesivos para funcionarios públicos, pero no han sido por la vía de los salarios que se les han fijado, sino que han sido producto de la corrupción.
“Ese es el verdadero problema y desafío a superar, como lo es también la entrega de muchos millones de pesos que reciben los partidos políticos, incluyendo Morena, que no ha renunciado a sus prerrogativas, lo cual sí significa un enorme despilfarro, pues en todo caso deberían ser financiados por sus seguidores”.
Ruiz López consideró que en general el tema de la austeridad como política inquieta, sobre todo cuando se habla de ahorros sin garantías de calidad y en todo caso comprometiendo subsidios perversos que no buscan sacar a la gente de la pobreza, sino generar más pobres.
Finalmente, planteó que el reto es acabar con salarios de hambre, pero esto no se hace ni por decreto, ni mucho menos quitando a los que más ganan, pues eso es ilegal ya que nadie puede de un día para otro decir a sus empleados que se les ha reducido su sueldo, en todo caso hay que despedirlos y contratar a nuevos en nuevas condiciones.