Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador decretó el fin del Seguro Popular.
De gira por Nayarit, el Mandatario anunció la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, que será dirigido por el tabasqueño Juan Antonio Ferrer.
Dicho organismo comenzará a operar con los 80 mil millones de pesos del Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos que antes otorgaba servicios médicos de alta especialidad a los beneficiarios del Seguro Popular.
«Todos los mexicanos tendrán garantizado el derecho a la salud, la población sin seguridad social tendrá derecho a la atención médica de calidad con todos los medicamentos gratuitos, no sólo los del llamado cuadro básico que dejará de existir», dijo AMLO al detallar su propuesta de reforma al sector.
La iniciativa del Presidente prevé otorgarle al Instituto el control de las compras consolidadas de medicamentos junto con la Oficialía Mayor de Hacienda, así como su distribución a todos los centros de salud del país.
Ferrer tendrá a su cargo la operación del programa IMSS-Bienestar, con lo que asumirá la administración directa de 80 hospitales estatales y alrededor de 3 mil 50 unidades médicas rurales.