El ex futbolista Omar «Gato» Ortiz, fue condenado a 75 años de prisión, tras ser hallado culpable de participar en 3 secuestros. Ortiz fue portero de varios clubes de primera división, como Necaxa, Rayados y Jaguares e incluso llegó a ser convocado a la Selección Mexicana; está recluido desde el año 2012, cuando se le detuvo acusado de formar parte de una banda de secuestradores, en la que el guardameta participaba como informante, según las investigaciones. Al momento de su captura, purgaba una sanción de dos años por dopaje, impuesta en el año 2010.