Luego de un largo proceso, finalmente un juez penal sentenció a los dos individuos que agredieron brutalmente a unas mujeres, a la salida de un antro que se ubica en el Centro Histórico de la ciudad.
Fue el titular del Juzgado Sexto Penal, quien dictó sentencia condenatoria en contra de Fernando, y José Refugio, ambos acusados por el delito de lesiones dolosas calificadas con ventaja, con la agravante de violencia de género.
A dichos sujetos les fue impuesta una sentencia de 6 años y 3 meses de prisión, así como al pago de una multa equivalente a la cantidad de 20 mil 852 pesos.
Los hechos por los cuales Fernando y José Refugio seguirán recluidos en el Cereso para Varones “El Llano”, ocurrieron durante la madrugada del domingo 23 de marzo del 2014.
En esa fecha, siendo aproximadamente las 02:30 de la madrugada, las hermanas Iris Bryzeida y Mildred Michelle, acompañadas de una tercera mujer, caminaban por calles de la Zona Centro de la ciudad, ya que se dirigían a sus respectivos domicilios después de haber asistido a un antro.
Al llegar a la calle Ramón López Velarde observaron que cinco sujetos las iban siguiendo, mismos que comenzaron a hacerles propuestas indecorosas y a decirles palabras vulgares.
Las víctimas decidieron ignorarlos, pero a la altura de la calle Agustín R. González fueron interceptadas por los cinco sujetos, quienes comenzaron a insultarlas.
Cuando una de ellas intentó reclamarles, fue golpeada sorpresivamente por uno de los agresores.
Al ver esto, la otra mujer intervenir para defender a su hermana, pero como respuesta recibió una golpiza con pies y puños, además de que fue agredida con una botella de vidrio en la cabeza.
Dentro de la confusión, dos de las mujeres corrieron para pedir auxilio, dejando a una de ellas tendida en el suelo a causa de la golpiza que le propinaron los agresores. En ese momento encontraron a una persona que dijo ser paramédico, además de que ubicaron una patrulla de la Policía Preventiva.
Cuando policías preventivos llegaron al lugar de la agresión, los cinco hombres comenzaron a dispersarse y lograron huir tres de ellos, mientras que Fernando y José Refugio eran detenidos por los oficiales.
Cabe mencionar que Fernando y José Refugio fueron enviados al Cereso para Varones “Aguascalientes”, acusados del delito de lesiones dolosas. Aunque se les dictó auto de formal prisión, lograron salir al pagar una fianza de 40 mil pesos cada uno.
Posteriormente el Ministerio Público presentó un recurso de apelación en el que argumentaba que también existía la agravante de violencia de género. Al revisar la averiguación previa, el juez Sexto de lo Penal reclasificó el delito y dictó auto de formal prisión por lesiones dolosas calificadas con ventaja y como resultado de discriminación hacia las víctimas, por lo que les giró una orden de aprehensión.
A los pocos días, los dos agresores fueron detenidos por policías estatales quienes los encontraron en posesión de dos armas de fuego tipo pluma, con un casquillo útil calibre .22, cada una; además de cinco cartuchos del mismo calibre, 10 más de calibre .9 y otra decena de .223, así como 15 pastillas psicotrópicas.