En lo que va del año la dirección de regulación sanitaria ha verificado 892 establecimientos, entre bares y restaurantes, a fin de que cumplan con la Ley general para el control del tabaco y su reglamento. El titular del área, Octavio Jiménez Macías, aseguró que los verificadores revisan que las áreas destinadas para el consumo de tabaco, que cuenten con el permiso respectivo, además de que cumplan con las especificaciones de la mencionada ley; que sean espacios abiertos y ventilados o bien, que sí sean cien por ciento libres de humo de tabaco.
En caso de que los comercios incumplan con lo que marca la ley, se harán acreedores a dicha multa. Precisó, que según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en México diariamente mueren alrededor de 167 personas por causas vinculadas con el tabaco, por ello el ISSEA intensifica las acciones para prohibir el uso de tabaco en lugares cerrados.
El humo del tabaco contiene más de cuatro mil compuestos químicos entre los que se encuentran alquitrán y el monóxido de carbono que actúan como reforzadores de la adicción y que causan diversos problemas de salud en el organismo humano. Está comprobado que estos compuestos hacen el mismo daño a un fumador pasivo que a uno activo, “por eso insistimos a los establecimientos que tengan bien delimitados los espacios”, aseguró el funcionario.
Quienes hagan posadas en establecimientos de venta de alcohol, deben abstenerse de fumar en espacios cerrados.
Invitó a la población a que denuncie a los establecimientos que incumplan con las disposiciones que marca la ley, pueden acudir a las oficinas del ISSEA, ubicadas en Margil de Jesús, colonia Arboledas o bien al teléfono 910 79 00.
Reconoció que hay quienes se las ingenian para fumar, de ahí la importancia de la denuncia ciudadana.