El presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, Jaime González, dio a conocer que a lo largo de esta semana se revisarán los informes sobre las cuentas públicas del año 2016, iniciando con la revisión de las relativas de los municipios, para luego hacer lo propio con los organismos autónomos y terminar por las de Gobierno del Estado. La meta es que todo esté listo para el día último de mes, fecha en la que se tiene programado subir al pleno los dictámenes.

Recordó que luego de que el papel del Legislativo concluye una vez que se den por revisadas o no dichas cuentas, las remite a las contralorías municipales y a la Sefirecu para que, como parte de sus responsabilidades, éstas les den seguimiento y actúen en consecuencia.

No quiso entrar en detalle sobre las observaciones en las cuentas del Gobierno Estatal “para guardar respeto” al trabajo de la Comisión que encabeza. Sin embargo, compartió los montos resarcitorios que han determinado en los municipios: Asientos 5.6 mdp, Calvillo 38 mil pesos, Cosío 3.5 mdp, y El Llano 2.1 mdp. Asimismo, dijo que en Jesús María el monto es de 15.1 mdp. y en su organismo operador del agua el monto es por 3.3 mdp.

En Pabellón de Arteaga, la cifra es de 1.1 mdp, en Rincón de Romos 8.5 mdp, y en su mecanismo operador del agua 113 mil pesos. Mientras que en San Francisco de la Romo son 37 mil pesos, en San José de Gracia 8.6 mdp y en Tepezalá 17.8 mdp. Sobre el municipio de Aguascalientes, el legislador explicó que la cifra es de 161.6 mdp y mencionó las dependencias relacionadas: CCAPAMA, Implan, el Instituto de la Mujer y el IMAC.

El diputado dijo que el auditor superior tendrá que explicar “por qué en su momento, en tiempo y forma no fueron justificados cada una de las observaciones y por qué quedaron en el informe”, y confió en que la mayor parte de estas observaciones no tienen que ver con mala intención o dolo; “a veces es desconocimiento” de los procedimientos y la falta de comprobación debida de los gastos que se realizan en las dependencias públicas.