La tromba que se registró el sábado por la tarde estuvo a punto de provocar una tragedia, ya que el fuerte viento derribó una enorme estructura metálica que se encontraba en el estacionamiento de un merendero y cayó sobre seis automóviles que terminaron aplastados.
Lo anterior provocó una gran movilización de los servicios de emergencia, debido a que inicialmente se reportó que en uno de los automóviles se encontraban varios niños atrapados.
Sin embargo, a la llegada de policías preventivos, policías estatales, personal de Bomberos Municipales de Aguascalientes y de la Coordinación Municipal de Protección Civil, se estableció que ninguna persona resultó lesionada.
Los hechos se registraron el sábado a las 17:30 horas, en el merendero “La Cantina” que se ubica en el fraccionamiento Santa Anita.
El fuerte viento y la lluvia derribaron la estructura metálica de más de 2 toneladas de peso, cayendo sobre seis automóviles de los clientes y que resultaron dañados.