Ayer, el INEGI dio a conocer que Aguascalientes, ocupa el segundo lugar en elevada incidencia de suicidios, sólo nos supera Chihuahua. De ahí que el titular del ISSEA, Sergio Velázquez García, reiteró su llamado a prevenir estas muertes. Aseguró que se cuenta con la infraestructura y equipo humano suficiente para ayudar a la población que lo requiera; y consideró que entre todos podemos invertir la incidencia.

El Instituto de Estadísticas presentó datos a Propósito del Día Mundial para la Prevención del Suicidio. En México el suicidio es un fenómeno primordialmente masculino; de acuerdo a los últimos reportes, la tasa de suicidios por sexo fue de 8.7 por cada 100 mil hombres; en tanto que para ellas, de 1.9 por cada 100 mil mujeres. En Aguascalientes, 8 de cada 10 personas fallecidas por lesiones autoinflingidas era un hombre.

La tasas de suicidio por grupo de edad para Aguascalientes muestran una mayor incidencia en la población de 30 a 35 años, de 19.3 suicidios por cada 100 mil personas, seguida por la población de 30 a 34 años con una tasa de 17.3 y la población de 20 a 24 con una tasa de 17.1 por cada 100 mil personas.

“El suicidio es considerado un problema de salud pública y constituye una tragedia tanto para las familias como para la sociedad. Puede ser prevenible. Los esfuerzos en este tema están dirigidos a identificar personas en riesgo y a mejorar la salud mental de la población, como ha quedado establecido en el Programa de acción para superar la brecha en salud mental, de la OMS, que busca ampliar la prestación de servicios y atención de problemas de salud mental, neurológicos y de abuso de sustancias”.

Se estableció el 10 de septiembre como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con el fin de fomentar compromisos y medidas prácticas para prevenirlo.

Finalmente, el doctor Velázquez subrayó que es esencial promover la salud mental y el bienestar; a las familias, recomendó estar al pendiente del comportamiento de sus integrantes. Cuando haya cambios de conducta hay que darles seguimiento y no dudar en buscar ayuda profesional; recomendó marcar el 911 o a la Línea Vive 449 977 7205.