Tras los acuerdos y conciliación entre los gobiernos Estatal y Federal, se tiene previsto que sea este martes cuando al fin se lleve a cabo la firma de adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar, y aunque se desconocen las condiciones finales, sin duda está previsto garantizar la atención con calidad a todos los aguascalientenses.

Esto lo dio a conocer el diputado Salvador Pérez Sánchez, miembro de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, quien advirtió que el acuerdo traerá ciertas ventajas para Aguascalientes, toda vez que no se trata de aquel documento rigorista que pretendía que el Gobierno Federal se adjudicara toda la responsabilidad a cambio también de la administración de las clínicas y hospitales estatales.

Hasta donde se tiene conocimiento, dijo, el convenio de adhesión está en buenos términos y se tiene confianza en que los aguascalentenses, principalmente aquellos que eran parte del Seguro Popular y que en Aguascalientes no se han dejado de atender, seguirán cubiertos.

Lo que se ha pretendido desde que se tuvo el cambio de sistema federal en materia de salud, es garantizar a la ciudadanía la calidad en la atención y la dotación de medicamentos, por ello es que las autoridades estatales pugnaron por conservar la administración de los hospitales y clínicas locales, que son propiedad y a las que tienen derecho todos los aguascalentenses, y que se dedican a atender principalmente a los no derechohabiantes del IMSS o ISSSTE, aunque no se les cierran las puertas.