Seguirá viendo a su hijo

CDMX.- Un nuevo capítulo en el conflicto Julián Gil-Marjorie de Sousa se escribió este martes cuando el actor de origen argentino dio a conocer que ganó en los tribunales mexicanos dos sentencias contra la actriz, quien pedía que se suspendieran las visitas entre él y su pequeño Matías.
Además, la actriz venezolana había solicitado un nuevo pasaporte del niño y cambio de residencia.
El abogado que lleva el caso de Gil, Gustavo Matta, explicó que en unos días se dará la sentencia definitiva de su caso, la cual esperan ganar.
“Antier se publicaron dos sentencias por el Tribunal superior, en la primera el tribunal confirma que niega a Marjorie la solicitud para cambiar la residencia de Matías a otro país; el tribunal dice que la señora no especifica a qué ciudad quiere cambiar la residencia de Matías y por cuánto tiempo. Tampoco garantiza los derechos de Matías y Julián. La sala determina que ella no puede cambiar de manera unilateral la residencia de su hijo sin la autorización de Julián, que también tiene la patria potestad del menor al igual que ella”.
Esta es la segunda vez que el tribunal le niega el cambio de residencia a Marjorie, al igual que la obtención de pasaporte. En cuanto a la cancelación definitiva de las visitas entre Julián y su hijo, asegura que el tribunal también le negó esta posibilidad.
“Ella ha solicitado esto argumentando que Julián ha faltado en diversas ocasiones de manera injustificada y que ha incumplido con el reglamento del centro de convivencias, y esta sentencia es importante porque el Tribunal Superior determina que todas las inasistencias de Julián han sido debidamente justificadas por cuestiones laborales, lo cual beneficia a Matías, así lo establece el tribunal. Él, laborando, obtiene los recursos con los que da la manutención a su hijo”.
De acuerdo al abogado, Marjorie aún puede promover un juicio de amparo contra las sentencias. (Ariel León Luna/EL UNIVERSAL)