La Escuela Normal del Estado seguirá siendo de mujeres, los hombres no podrán inscribirse. En tal sentido promovió iniciativa de reformas a la Ley de la ENEA, el otrora diputado Gilberto Carlos Ornelas, desde abril del 2013 y hoy, en sesión del Congreso, cuando se desechará la propuesta, mandándola a archivo definitivo, como asunto totalmente concluido.
El objetivo de la iniciativa consistía en modificar los artículos 21 y 22 de la Ley Orgánica de dicho plantel, para que sean admitidos alumnos hombres a cursar cualquiera de los programas académicos que imparte la institución, previo cumplimiento de los requisitos de selección de ingreso.
En su momento, el promotor de la iniciativa argumentó que el Artículo Tercero de la Carta Magna, consigna que: “Todo individuo tiene derecho a recibir educación. La educación que imparta el Estado, tenderá a desarrollar armónicamente, todas las facultades del ser humano y fomentará a la paz, el amor a la Patria y a la conciencia de la solidaridad.
Garantizada por el artículo 24 la libertad de creencias, dicha educación será laica y por tanto se mantendrá ajena a cualquier doctrina religiosa; el criterio que se orientará a esa educación se basará en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia, y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios.
Además, contribuirá a la mejor convivencia humana, tanto por los elementos que aporte a fin de robustecer en el educando, junto con el aprecio para la dignidad de la persona, e integridad de la familia, la convicción del interés general de la sociedad, cuanto por el cuidado que ponga por los ideales de fraternidad, e igualdad de derechos de todos los hombres, evitando los privilegios de razas, de religión, de grupos, de sexos o de individuos.
Para Carlos Ornelas resulta ilógico que no se permita la inscripción de varones, en esta institución que nació el l8 de septiembre de 1878 durante el gobierno de Don Francisco G. Hornedo, como Liseo de Niñas; pero los tiempos han cambiado, y la lucha por la igualdad de género, debe ser benéfica para hombre y mujeres.
Pero a juicio de los legisladores en turno, la Escuela Normal ha cumplido cabalmente con sus propósitos y consideran que no hay razón para que la inscripción sea mixta, de ahí que el dictamen fue en el sentido de rechazar la propuesta y hoy se sube al Pleno para su votación.