La subsecretaria de Gobierno, Claudia Ortega Valadez, informó que el Frente Frío No. 10 sobre territorio nacional provocó un notable descenso en la temperatura en todos los municipios de la entidad, particularmente en los que se ubican en la zona norte.

Dijo que de acuerdo a los reportes de la Comisión Nacional del Agua, el frío más intenso se registró en los municipios de Cosío, Tepezalá y San José de Gracia, por lo que el Sistema Estatal de Protección Civil permanece en alerta para atender cualquier contingencia que se pudiera derivar de la onda gélida.

“Se tienen 44 espacios que pueden ser habilitados como albergues, en caso de requerirse; existe al menos uno en cada municipio del interior, mientras que en la capital se tienen dos”; asimismo, indicó que se cuenta con los 29 Centros Crecer de la Secretaría de Desarrollo Social.

Explicó que de acuerdo a datos del Servicio Meteorológico Nacional, este jueves se extenderá el Frente Frío No. 10 sobre el sureste de México y la Península de Yucatán; en tanto que la masa de aire polar asociada, comenzará a debilitarse.

Sin embargo, se mantendrá el ambiente frío a muy frío en gran parte del territorio nacional, con heladas en el norte, centro y oriente del país, además de densos bancos de niebla y neblina en esas zonas.

Para el viernes 16 se espera que la masa de aire frío que impulsó al Frente No. 10, comience a modificar sus características a lo largo del día, favoreciendo un ascenso gradual de las temperaturas; pese a ello, continuará el ambiente gélido durante la mañana y noche.

La funcionaria reiteró el llamado a la población para que tome las precauciones necesarias y se mantenga atenta a las condiciones climatológicas, toda vez que se pronostican para Aguascalientes temperaturas mínimas de 0 a 5 grados para hoy.

De igual manera, invitó a la ciudadanía a consultar las fuentes oficiales para conocer los pronósticos del clima, ya que en redes sociales circula información falsa que lo único que hace es alarmar a la población.

Por último, comentó que dentro de las recomendaciones que se hacen a la población, destacan el abrigarse lo suficiente, usando varias capas de ropa; cubrirse boca y nariz para evitar aspirar el aire frío y con ello prevenir enfermedades respiratorias; limitar la cantidad de tiempo al aire libre; y alimentarse sanamente, procurando ingerir una mayor cantidad de calorías, vitaminas y líquidos.

Asimismo, no encender anafres o braseros dentro de lugares cerrados o con poca ventilación para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono; y en caso de utilizar calefacciones con líquidos inflamables, hacerlo con precaución para prevenir accidentes por quemaduras.