Al rendir protesta como nuevo presidente de Coparmex Aguascalientes, Raúl González Alonso refrendó el compromiso del sindicato patronal por el trabajo conjunto y el diálogo con las autoridades estatales y municipales.
“Que sirva éste para la discusión de los temas sensibles para la iniciativa privada, que es parte vital de la sociedad y que puntualmente exigirá que los compromisos que en su momento contrajeron los gobiernos con el organismo sean honrados”, sostuvo.
Agregó que se resisten a pensar que el acto de empeñar su palabra públicamente, haya sido sólo una estrategia que buscara rentabilidad política al momento de estar pidiendo el voto.
Ante la presencia del gobernador Martín Orozco y la alcaldesa Teresa Jiménez, así como del presidente nacional de Coparmex, Gustavo de Hoyos, ex presidentes del organismo local y representantes sociales del Estado, González Alonso presentó los tres ejes de su plan estratégico para su gestión.
“En primer lugar, impulsar y promover el desarrollo empresarial de la región; brindar a los socios servicios que les permitan crecer y ser competitivos; así como contribuir en la conformación del desarrollo democrático del estado y del país”.
En ese contexto, planteó que nunca como ahora el desarrollo de México ha estado tan comprometido, ya que escuchamos de diferentes actores políticos propuestas populistas, estatistas, cerradas y demagógicas que nos llevarían por un camino de alto riesgo.
González Alonso dejó en claro que no habrá “ni un paso atrás en la economía de libre mercado” y advirtió que el tema ni siquiera puede ser sometido a discusión.
“Por ello es imperativo establecer un marco legal que realmente respete a los ciudadanos honestos, quienes día a día trabajan para generar riqueza y beneficio a nuestra sociedad”.
Asimismo, subrayó que Coparmex Aguascalientes seguirá siendo el actor empresarial que se involucre en todo tema que tenga relación con sus afiliados y valores para impulsar al estado a un nivel de prosperidad y desarrollo sobresaliente.
Finalmente, reiteró interés de tender puentes de diálogo ante los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial para trabajar en conjunto por mejores ambientes que propicien un sólido estado de derecho y una legislación estatal acorde a las necesidad de la sociedad, predominando la búsqueda del bien común y olvidando las motivaciones políticas personales y de grupo.

¡Participa con tu opinión!