CDMX.- Betty Monroe fue secuestrada ayer en su casa, en Coyoacán, y liberada horas más tarde en Benito Juárez.
Según los primeros reportes, la jalisciense, de 40 años, fue atacada cuando se encontraba en su hogar, en la Colonia Bosques de Tetlameya.
Un sujeto irrumpió en su domicilio y robó sus pertenencias. No conforme con eso, maniató a la actriz y se la llevó en un automóvil propiedad de su familia, un Jeep negro.
El delincuente abandonó el vehículo con ella a bordo en las calles Holbein y Cincinnati, colonia Ciudad de los Deportes, alrededor de las 16:30 horas, y huyó.
La actriz sufrió una crisis nerviosa pero logró pedir ayuda a transeúntes en la zona, quienes llamaron una ambulancia.
Beatriz Monroy Alarcón, como se llama Monroe, fue atendida por paramédicos, quienes lograron estabilizarla. Más tarde, la actriz contactó a sus familiares y se retiró del lugar.
La Fiscalía Desconcentrada en Coyoacán tomó conocimiento de los hechos e inició una carpeta de investigación por los delitos de robo a casa habitación y secuestro, informó la Procuraduría General de Justicia local (PGJCDMX).
A su vez, la dependencia dio a conocer que se le brindará atención integral a la víctima, sobre todo, psicológica.
La PGJCDMX puso en marcha un laboratorio móvil para acudir al lugar donde fue abandonado el vehículo, en busca de indicios.
A su vez, elementos de la Policía de Investigación solicitaron las imágenes de las cámaras de videovigilancia para dar con el paradero del probable responsable tras su huida.
Hasta el cierre de esta edición la Procuraduría local no había señalado si el sujeto pidió rescate y la familia de la actriz pagó algún monto para ser liberada.
Su vehículo fue llevado a la Fiscalía de Benito Juárez para realizar las primeras diligencias.
Las autoridades le colocaron sellos de seguridad y la resguardaron en el estacionamiento de la agencia del Ministerio Público, para analizar huellas dactilares.
“No la trajeron aquí a ella. Ella está en Coyoacán, donde sucedieron los hechos; acá sólo trajeron su camioneta porque la dejaron en la demarcación. Atrás está todo el relajo de los peritos desde como las siete”, comentó un policía auxiliar. (Cristina Hernández y Guadalupe Fernández/Agencia Reforma)