César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 05-Oct-2017.- Al menos seis balnearios de Morelos se encuentran cerrados por afectaciones tras el sismo del 19 de septiembre pasado.
Uno de los más afectados es San Ramón, ubicado en Xochitepec, pues con el movimiento telúrico dejó de fluir agua en el manantial que abastece a las albercas y a 80 hectáreas de riego en Tetecalita, Chiconcuac y el propio Xochitepec.
Timoteo Álvarez, tesorero del balneario, relató que una situación similar se registró con el sismo de 1985.
En aquella ocasión, contó, sólo perforaron más las paredes del manantial y el agua volvió a fluir, pero ahora deben esperar a tener un dictamen de los especialistas.
De acuerdo con Juan Carlos Valencia, titular de la Comisión Estatal del Agua (Ceagua), expertos en geología, geofísica y geografía de la UNAM ya acudieron a Morelos.
“Si fue sólo un reacomodo (de las capas tectónicas) es posible que perforando más pueda recuperarse el afloramiento, pero si fue un fracturamiento sería más complicado”, dijo.
Sin embargo, para los operadores del balneario San Ramón el tiempo es oro y la falta del dictamen oficial los desespera, pues apenas hace tres meses pusieron mil 25 crías del pez Tilapia en el lago que tienen, y sin la corriente del agua podrían morir, además de que cerrar las puertas a los visitantes les representan pérdidas.
En Cuautla, las emblemáticas albercas de Agua Hedionda, a las que se le atribuyen propiedades curativas por su nivel de azufre, también están cerradas.
Aquí, el manantial que nutre el área de las albercas públicas perdió prácticamente su caudal, aunque el que abastece a las privadas continúa con su afluente.
El Parque de Aventuras Apotla, en la comunidad de Xoxocotla del municipio de Puente de Ixtla, dejó de operar debido a que un pedazo de unos 2 metros de tierra se deslavó hacia el fondo de la barranca por la que corre un río.
De 20 empleados que tenía el parque, cuyo atractivo principal es el rapel y la tirolesa, sólo quedan dos trabajadores.
En tanto, en Oaxtepec, donde se encuentra el nuevo parque acuático de Six Flags, el líquido sale con más fuerza, pero permanece fuera de servicio por mantenimiento.
También están sin servicio el balneario de Palo Boleto, en Xochitepec y el parque Ojo de Agua, en Temixco.