José de Jesús López de Lara

Cerca de 40 detenidos arrojó el operativo especial que la SSPM llevó a cabo el sábado en la colonia Héroes y en las inmediaciones del Estadio Victoria, previo al partido de futbol de la Liga MX, entre los equipos Rayos del Necaxa y los Tigres de la UANL.
Minutos antes del partido, policías preventivos e inspectores de Reglamentos Municipales hicieron el arresto de un revendedor, que tenía en su poder cuatro “Rayo-bonos” y cerca de 30 boletos.
El dispositivo de seguridad dio inicio a las 3 de la tarde del sábado y concluyó a las 00:00 horas del domingo.
En el operativo participaron policías viales y policías preventivos de los Grupos Especiales como son “Centauro”, Policía Montada, Grupo Canino K9, Operaciones Especiales y Ciclopolicías.
Previo al partido, personal operativo del Grupo K9 y sus ejemplares caninos ingresaron al Estadio Victoria para realizar una inspección en todas las áreas, asegurándose de que no hubiera sustancias ni objetos prohibidos.
De igual forma, más de un centenar de agentes policiacos participaron en el control de acceso, evitando que los aficionados ingresaran con objetos que pudieran poner en riesgo la integridad de los asistentes.
Asimismo, fue controlada una riña campal entre aficionados del equipo Necaxa y de los Tigres, registrada en las inmediaciones del Estadio Victoria, con saldo de cerca de 40 detenidos que fueron trasladados a la Dirección de Justicia Municipal, en el Complejo de la SSPM.
Finalmente, la Policía Vial realizó recorridos de vigilancia para evitar que personas se dedicaran a rentar espacios públicos para el estacionamiento de vehículos, evitando que se cobrara a conductores por hacer uso de un lugar.