CDMX.- Heredero de un legado cinematográfico, Santiago Galindo también fue un amante del cine y la televisión, donde triunfó con varios reality shows.
Nieto del reconocido compositor, cantante, actor y productor Pedro Galindo Galarza, comenzó su carrera en los años 80.
Nacido en la Ciudad de México, su primer crédito fue en la producción de la cinta La Muerte del Chacal (1983), dirigida por su primo Pedro Galindo III.
Y para finales de la década colaboró como productor y guionista de varias películas de terror mexicanas, como Vacaciones de Terror y Trampa Infernal.
A principios de los 90 destaca su colaboración en Pelo Suelto y Zapatos Viejos, filmes protagonizados por Gloria Trevi. Incluso tuvo el crédito de director en la segunda, aunque en la práctica fue Sergio Andrade el realizador.
Para finales de esa década, llegó su salto a la televisión, junto a su primo Rubén Galindo Jr., con quien hizo mancuerna hasta el año pasado.
En 1997, los Galindo produjeron Al Norte del Corazón, una telenovela de TV Azteca estelarizada por Anette Michel y Jorge Luis Pila.
En 2000 se mudarían a Televisa, empresa en la que Santiago mantenía contrato de exclusividad como productor ejecutivo.
Uno de sus primeros trabajos con la televisora de San Ángel fue El Recuento de los Daños, un programa especial sobre el caso Trevi-Andrade.
En 2004 llegó Amy, la Niña de la Mochila Azul, su segundo melodrama.
Pero fue en 2005 cuando su carrera en televisión se consolidó con la producción de Bailando por un Sueño, que rompió récords de audiencia en México y el extranjero.
Así, la dupla se volvió hacedora de reality shows de fin de semana: Cantando por un Sueño, Reyes de la Canción, Los 5 Magníficos, Buscando Timbiriche: La Nueva Banda, Me Quiero Enamorar y ¡Hazme Reír!
Sin dejar de lado otras de sus exitosas producciones Parodiando y Pequeños Gigantes.
Tras más de una década dedicado al formato de tele-realidad, Santiago regresó a la ficción con Hoy Voy a Cambiar, show biográfico de Lupita D’Alessio.
Y después realizó la más reciente temporada de Bailando por un Sueño (2017), el último trabajo que hizo en coproducción con su primo.
Se dijo que entre los dos harían la historia de Pedro Infante, pero finalmente sólo sería Rubén el encargado.
Porque, aunque no se hizo el anuncio oficial, el productor estaba en planes para realizar una serie con temática de narcotráfico. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!