Al iniciar la cosecha de durazno en el estado de Aguascalientes, los fruticultores estiman obtener 3 mil 500 toneladas para este ciclo, según informó el gerente del Comité Sistema Producto Durazno, Pablo Arturo Alemán Hernández al señalar que son 39 productores los que se dedican a este cultivo en una superficie establecida de 380 hectáreas en los municipios de Asientos, Calvillo y Aguascalientes.

Agregó que la cosecha del fruto durará hasta mediados del mes de septiembre y se tiene buena demanda de este producto por ser un fruto de calidad, señaló que el durazno de Aguascalientes cuenta con una alta concentración de azúcar, lo que le da un sabor único.

Señaló que el 85 por ciento de la producción se comercializa en fresco y sus principales destinos son la Ciudad de México, Jalisco y Nuevo León, así como algunos otros estados de la República en pequeñas cantidades; el 15 por ciento restante se destina a la industria, principalmente a tres empresas locales, en donde se transforma en mermeladas, duraznos en almíbar, ates y cuadritos, principalmente, dándole así valor agregado a este cultivo.

El gerente señaló que se tienen apoyos muy importantes por parte del Gobierno del Estado en cuanto a la adquisición de equipo, actualización de maquinaria agroindustrial, también en reconversión productiva para el establecimiento de nuevos huertos.

Detalló que como Sistema Producto Durazno llevan a cabo un proyecto de monitoreo de humedad vía satelital, para el que se solicitó un apoyo gubernamental para adicionar algunas sondas que permitirán detectar también algunos nutrientes que necesiten los árboles.

Otro proyecto en el que está trabajando el Comité es la firma de un convenio con el Instituto Tecnológico El Llano, para hacer una estación de monitoreo de humedad local sin depender de un satélite y de un laboratorio de una empresa internacional.

Finalmente mencionó que le han apostado a la tecnificación y muchos productores ya cuentan con malla antigranizo; fertirrigación con el total de las huertas con riego por goteo para eficientar el agua; torres de viento para el control de heladas tardías; además de que algunas huertas cuentan con certificaciones por el buen manejo de residuos y de envases, todo esto para que el durazno de Aguascalientes siga siendo muy codiciado a nivel nacional.