José de Jesús López de Lara

La carretera federal No. 45 Sur y el entronque con la carretera a Teocaltiche, justo en los límites de Aguascalientes y Jalisco, se convirtió en escenario de otro ataque de la delincuencia organizada.
Un comando fuertemente armado, atacó dos camiones de volteo que estaban modificados para el transporte de combustible robado y asesinaron a cuatro personas que iban en las unidades.
Posteriormente, les prendieron fuego a los vehículos intencionalmente antes de darse a la fuga con rumbo desconocido.
Lo anterior provocó que en Aguascalientes se desplegara una movilización por parte de policías estatales y policías preventivos, para evitar que los agresores trataran de ingresar a esta entidad.
Los sangrientos hechos se registraron el jueves a las 02:45 de la madrugada, a la altura del kilómetro 105+000 de la carretera federal No. 45 Sur, justo en el entronque con la carretera a Teocaltiche, en el municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco.
De acuerdo a las investigaciones que realiza la Fiscalía General del Estado de Jalisco, dos camiones que iban modificados para el transporte de combustible robado, salieron del municipio de Teocaltiche, Jalisco con dirección a Lagos de Moreno.
Es el caso que cuando ya iban de regreso a Teocaltiche, un comando armado interceptó los dos camiones sobre la carretera federal No. 45 norte y atacó a sus cuatro tripulantes a balazos.
Al verse agredidos los camiones tipo volteo quedaron a un costado de la cinta asfáltica. Uno de los tripulantes logró bajar e intentó escapar, pero fue ejecutado a balazos.
Los sicarios antes de escapar, prendieron fuego a los dos camiones con cisternas hechizas y que cada una iba cargada con 10 mil litros de combustible robado de los ductos de PEMEX.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos de Encarnación de Díaz y de Teocaltiche, así como de la Policía Federal, Ejército Mexicano, Fuerza Única Regional de Jalisco y de la Fiscalía General de Jalisco.
De igual forma acudieron Bomberos de Protección Civil de Jalisco, ambulancias de Cruz Roja y peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), además del agente del Ministerio Público.
En el lugar se localizaron los dos camiones completamente quemados luego de haber explotado.
Uno de ellos se encontraba impactado con una máquina aplanadora, que también quedó calcinada, propiedad de una empresa constructora que se encuentra realizando labores de mantenimiento de la carretera federal No. 45 Sur.
En uno de los camiones se localizaron sólo restos óseos de dos personas que quedaron completamente calcinadas.
En el otro camión sólo se encontró a un hombre calcinado, mientras que en el piso quedó el cuarto cadáver de un hombre abatido a balazos.
La Fiscalía General de Jalisco ya inició las investigaciones relacionadas con estos hechos, que provocó la muerte de cuatro huachicoleros.
Cabe destacar que los dos camiones calcinados contaban con reporte de robo con violencia, uno de ellos ocurrido en San Luis Potosí y el otro en el estado de Guanajuato.