Un Juez de Control dictó auto de vinculación a proceso y además decretó la medida cautelar de prisión preventiva, a un sujeto que estuvo a punto de ser “linchado” por habitantes del fraccionamiento Casa Blanca, después de que lo sorprendieron cometiendo una serie de robos tipo “cristalazo” a vehículos estacionados.
Se trata de un sujeto identificado como Andrés Enrique, de 25 años, quien actualmente se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
Fue el pasado miércoles 20 de septiembre, cuando cerca de las 04:45 de la madrugada, dos jóvenes que viven en el fraccionamiento Casa Blanca, comenzaron a escuchar ruidos extraños en la calle.
Al momento de asomarse para ver lo que estaba ocurriendo, sorprendieron a un sujeto que bajaba de una camioneta, a la cual había forzado la chapa para poder ingresar y apoderarse del autoestéreo.
Al verse descubierto el sospechoso trató de darse a la fuga, pero fue perseguido por los dos jóvenes, quienes lograron interceptarlo calles más adelante, siendo sometido a golpes por varios vecinos más.
Este sujeto estuvo a punto de ser “linchado”, a no ser por la intervención de policías preventivos del Destacamento “Morelos” quienes lograron rescatarlo y lo metieron a una de las patrullas para protegerlo.
Al momento de que fue revisada una mochila que llevaba el sospechoso, se detectó que guardaba el autoestéreo que momentos antes había robado, así como una batería para vehículo, que también le había quitado a un coche Chevrolet Chevy que estaba estacionado.
El detenido fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Dirección de Investigación de Delitos, quien determinó que los vecinos actuaron en apego a lo permitido por el orden jurídico penal, ya que utilizaron la fuerza para someter a una persona que estaba oponiendo resistencia.
Además de ello, se trató de una detención ciudadana en flagrancia, así como el haber entregado de manera inmediata al sospechoso, por lo que los involucrados en estos hechos quedaron excluidos de cualquier responsabilidad penal por dicha acción.
Una vez que agentes de la Unidad de Robo a Casa-Habitación y Comercio de la FGE realizaron las investigaciones correspondientes, el agente del Ministerio Público integró la carpeta de investigación donde señaló directamente a Andrés Enrique como imputado en el delito de robo calificado.
El pasado viernes 22 de septiembre se llevó la Audiencia Inicial ante el Juez de Control y Garantías, quien tras decretar como legal su detención, le dictó auto de vinculación a proceso.
Asimismo, debido a que el imputado cuenta con un historial delictivo y dos procesos en el antiguo sistema penal, el Juez de Control le impuso la medida cautelar de prisión preventiva, además de que decretó un plazo de dos meses para la investigación complementaria.

¡Participa con tu opinión!