Anoche se registró una movilización policiaca que causó alarma entre los vecinos de la colonia San Pablo, después de que sicarios intentaron ejecutar a balazos a un hombre cuando se desplazaba a bordo de un automóvil.
La víctima salió ilesa de la agresión y se dio a la fuga.
Los violentos hechos se registraron el viernes a las 21:30 horas, sobre la avenida Aquiles Serdán y esquina con la calle Santa Irene, en la colonia San Pablo.
De acuerdo a la versión de unos testigos, los agresores viajaban a bordo de una camioneta Ikón, color blanco.
Al desplazarse por la avenida Aquiles Serdán en dirección de norte a sur, al llegar a la esquina con la calle Santa Irene se toparon de frente con el conductor de una camioneta VW Cross Fox, color blanco que iba en sentido de sur a norte.
De inmediato uno de los tripulantes de la camioneta comenzó a disparar hacia el otro coche, cuyo conductor al percatarse de la agresión de inmediato pisó el acelerador y escapó hacia la avenida Universidad.
Por su parte, los tripulantes de la camioneta dieron vuelta en la calle Jesús María Rodríguez hacia el oriente y también escaparon con rumbo desconocido.
Los asustados vecinos y comerciantes que se ubican en esa zona, reportaron lo ocurrido al 911.
De inmediato se implementó un impresionante operativo en el que participaron policías preventivos del Destacamento “Pocitos” y del Grupo de Operaciones Especiales, así como policías estatales del Grupo Preventivo de Intervención Inmediata (GPII).
A pesar del despliegue policiaco, no se logró dar con el paradero de ninguna de las dos unidades automotrices involucradas en este “topón”.
Más tarde, se presentaron en la escena de la balacera los agentes del Grupo Anti-Robos y Grupo Homicidios de la PME, además de la Unidad Móvil del Ministerio Público y personal de la Dirección de Investigación Pericial, quienes recuperaron tres casquillos percutidos calibre 40 mm.