Rubén Torres Cruz

La imprudencia de pretender ganarle el paso al tren, ocasionó que una vez más, un conductor terminara estrellando su vehículo contra la bestia de acero. Sorpresivamente, tanto él como su acompañante resultaron ilesos.
Fue alrededor de las 16:00 horas de ayer, cuando el número de emergencia 911 recibió la llamada en la que informaban que en el entronque de la carretera estatal 65 y las vías, se había registrado un choque.
Por lo anterior, se desplegaron de manera inmediata oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, elementos preventivos del municipio de San Francisco de los Romo y paramédicos.
Al llegar, los cuerpos de emergencia observaron un auto Topaz en color gris y placas de circulación del estado, destrozado en su parte frontal a consecuencia del desigual choque que minutos antes había protagonizado.
Ahí mismo, pudieron rescatar del interior al conductor del vehículo, quien se identificó como Fernando y su acompañante Magdalena de 76 y 69 años respectivamente.
Según su versión, se desplazaban en condiciones normales cuando, metros antes de llegar a las vías del tren, y al oír el aviso del paso del tren, el conductor del auto aceleró pretendiendo cruzar. Sin embargo no lo consiguió, siendo así que terminaron impactando la locomotora con número 4682 que era operada por Esteban, de 42 años de edad.
A pesar de la dimensión del percance, no fue necesario trasladarlos a ningún hospital.