CDMX.- Los adornos luminosos, los villancicos y los regalos navideños son los mayores enemigos del Grinch, un gruñón que odia la temporada a causa de una herida en el fondo de su achicado corazón.
Pero eso no lo entienden los habitantes de Villaquién, quienes con sus festejos hacen crecer la neurosis de la criatura verde hasta orillarlo a robarse la Navidad.
La versión animada del cuento de Dr. Seuss, busca retratar un lado más humano del personaje al hacerlo menos extravagante.
Así lo sintió Eugenio Derbez, quien presta su voz al personaje en la versión en español. Su reto esta vez fue hacer un doblaje neutro. (Mauricio Ángel/Agencia Reforma)