CDMX.- Un cine mexicano fresco, diverso y lleno de calidad será el que llegue este año a las salas del país, en busca de una mayor audiencia y aprovechando el interés generado por Roma.
«Hace 10 años era impensable tener tanta diversidad de géneros. Ahora te encuentras con comedias inteligentes, terror, thriller, humor negro, drama, y eso es benéfico para la industria porque el espectador tiene un abanico de temáticas que provocan que hoy por hoy tenga más audiencia, pese a las condiciones de exhibición.
«La buena manufactura aporta una inmensa posibilidad para estar presentes, no sólo en festivales, que era nuestro único camino, sino para abrir esta puerta», señaló Kenya Márquez, quien en mayo lanzará el largometraje «Asfixia», ganador en el pasado Festival de Cine de Morelia (FICM).
El crítico e investigador Rafael Aviña consideró que este año habrá más espacio para un cine reflexivo y social, que, de alguna manera, ya impulsó a «Roma», de Alfonso Cuarón.
Entre las historias imperdibles está «Las Niñas Bien», de Alejandra Márquez, adaptación de la novela homónima de Guadalupe Loaeza.
«Es una sensible y profunda radiografía del lopezportillismo y sus consecuencias actuales, con Ilse Salas en su mejor papel», señaló Aviña.
Una apuesta para abril será «El Complot Mongol», de Sebastián del Amo (Cantinflas), filme inspirado en la novela de Rafael Bernal y con un elenco que incluye a Eugenio Derbez, Bárbara Mori y Damián Alcázar. (Ana Hernández y Omar Cabrera/Agencia Reforma)