José de Jesús López de Lara

Un repartidor de pilas resultó herido de dos balazos en la pierna, durante un intento de asalto que se registró el viernes por la tarde en el fraccionamiento Villas del Pilar.
Los violentos hechos se registraron frente a una farmacia ubicada en la avenida Siglo XXI Sur y cruce con avenida Paseo de la Asunción.
El lesionado fue identificado como Elio, de 36 años, quien fue trasladado a recibir atención médica al HGZ No. 1 del IMSS.
El asalto se registró el viernes poco después de las 17:30 horas, cuando el repartidor de pilas llegó a surtir su mercancía en una farmacia que se ubica en el cruce anteriormente señalado.
Al momento de descender de una camioneta en color blanco en el área de estacionamiento, fue interceptado por un asaltante quien lo amagó con una pistola tipo escuadra calibre 9mm., y le exigió la entrega del dinero de las ventas.
El empleado opuso resistencia y trató de despojarlo de la pistola, pero en esos momentos el delincuente le disparó en dos ocasiones y logró herirlo en una pierna.
El asaltante se retiró corriendo y abordó un automóvil Nissan Tiida, color arena, conde lo esperaba su cómplice y ambos escaparon con rumbo desconocido.
Al lugar del asalto arribaron minutos después policías preventivos del Destacamento “Insurgentes”, quienes implementaron un operativo pero no lograron dar con el paradero de los peligrosos hampones.
Mientras tanto el repartidor fue trasladado en una ambulancia del ISSEA al HGZ No. 1 del IMSS, ya que presentaba dos impactos de bala en una pierna.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron a la escena del asalto los agentes del Grupo Antiasaltos de la PME, así como personal de la Dirección de Servicios Periciales.
En el lugar se localizó y aseguró un casquillo percutido calibre 9mm., así como una funda negra.
Cabe destacar que también se ubicó a unos testigos, quienes señalaron que ellos únicamente observaron al repartidor discutiendo con otra persona del sexo masculino, cuando en determinado momento comenzaron a forcejear.
Agregaron que repentinamente se escucharon dos detonaciones, por lo que se asustaron y optaron por esconderse para evitar salir heridos. Posteriormente, observaron cuando el agresor abordaba un coche Nissan Tiida, color arena, mientras que el repartidor quedaba tirado en el suelo junto a su camioneta.