En tanto el Instituto de Educación en Aguascalientes proyecta incrementar a un centenar el número de psicólogos en los planteles de secundaria para el ciclo 2018-2019, con el fin de encarar la agresión escolar, el secretario técnico del Consejo Directivo Nacional “La Escuela al Centro” de la SEP, Pedro Velasco Sodi, advirtió ayer aquí que cuando menos el 10% de la población estudiantil de cada escuela requiere una atención personalizada a causa de la violencia.
El funcionario federal de la Subsecretaría de Educación Básica aseveró que la agresión verbal es la más común, seguida de la emocional y la física, lo que sucede entre alumnos, pero no se le llama “bullying” porque no son hechos reiterados y constantes hacia un individuo de la comunidad escolar.
En el último año, desde la instrumentación del Programa Nacional de Convivencia Escolar, dijo que las relaciones estudiantiles mejoraron un 30%, de acuerdo a las observaciones y opiniones de los directores y maestros de casi 90 mil escuelas participantes, donde las agresiones verbales, emocionales y físicas disminuyeron un 25%.
Sin embargo, el compromiso es eliminar cualquier riesgo de violencia y que el ambiente sea el idóneo para los alumnos, donde cada escuela aplique apropiadamente los protocolos de acción para apoyar a los jóvenes en el manejo de las redes sociales y en las propias relaciones con los adultos.
Indicó que este programa atiende a casi 90 mil escuelas a nivel nacional en educación básica, y aparte suman otros 7 mil bachilleratos que son atendidos por el programa Constrúyete.
Tan sólo en Aguascalientes, el funcionario de la SEP precisó que hay 790 escuelas participantes en este programa, distribuidos en 170 preescolares, 335 primarias y 285 secundarias, con 181 mil alumnos atendidos, y con 7 mil 519 maestros; 5 mil 619 grupos y 854 directores.
En este sentido, el director del IEA, Raúl Silva Perezchica, aseveró que el reto es conseguir una convivencia sana y pacífica y esto se consigue cuando colaboran también maestros, padres de familia y directores, no se limita a los estudiantes; es importante comentar la tarea que realizan los psicólogos en las secundarias para apoyar a los menores de edad a mejorar sus conductas dentro y fuera de las aulas.
Hasta ahora se denuncia una cantidad mínima de la agresión escolar y precisamente ahí se requiere una mayor cooperación, porque se estima que al menos el 30% de los niños están siendo violentados en diferentes formas, por lo que se requiere una intervención inmediata.
“Por ello se aumentará la cantidad de psicólogos en las secundarias, de 70 se subirá a 100 de estos profesionales para el ciclo 2018-2019”, puntualizó.