El presidente de la Cámara del Autotransporte de Carga (Canacar), Roberto Díaz Ruiz, celebró la apertura del paso superior del distribuidor vial de la carretera 45 norte, destacando que se trata de un proyecto que favorece la competitividad, no la velocidad.
“La obra es la primera respuesta que se da a transportistas y automovilistas por desarrollar infraestructura vial adecuada, moderna y segura para transitar por este crucero citadino que se había vuelto conflictivo”, agregó.
En entrevista, el empresario recordó que hacía años que se llamaba la atención de la autoridad para resolver un problema vial y de seguridad generado en ese punto, por el que cruzan a diario miles de automóviles particulares, transporte de personal y unidades de carga, en ambos sentidos, sin respuesta alguna.
Ahora, será posible dar paso a cerca del 80% de los vehículos que cruzan por la entidad, rumbo a otros puntos del país, además de los que circulan la zona con destinos interestatales.
En ese sentido, Díaz Ruiz subrayó que el desarrollo de este tipo de infraestructura deberá tener continuidad en puntos que también están siendo neurálgicos, y reiteró que la finalidad no está enfocada hacia la velocidad por sí misma, sino al factor competitividad.
“Se trata de un avance significativo primero porque ya se abrió el paso superior y será evidente el cambio que se registrará en el traslado diario de propios y extraños a través de este punto”.
Pero además, en cuanto quedé concluido, lo cual está previsto para el próximo mes, la dinámica de traslados de personal, productos, mercancía y de las propias familias que usan esa vía para trasladarse a sus actividades cotidianas será diferente.
Destacó al respecto que será importante que la ciudadanía aprenda a usar este tipo de vías de flujo continuo, no para imprimir velocidad, sino eficiencia en la circulación para lo cual se requiere prudencia y destreza de manejo, no velocímetros a todo lo que dan.
Finalmente, destacó que la infraestructura vial debe valorarse en cuanto a la aportación que se hace en mejora vial, pero también en menos contaminación y sobre todo competitividad para el estado.