El fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, señaló que el 98% de las carpetas de investigación que se judicializan, se vinculan a proceso, es decir, están debidamente integradas para que el juez cuente con elementos suficientes para sancionar a los responsables de un hecho delictivo.

Reconoció en contraparte que el déficit de personal en la Fiscalía que encabeza es lo que genera rezago en la evolución de carpetas, ya que se requiere al menos duplicar al 100% la plantilla de agentes investigadores, así como integrar al personal al menos veinte agentes.

En entrevista, el funcionario destacó que actualmente la Fiscalía cuenta con más de 230 agentes investigadores, pero la carga de trabajo exige contar con unos 500 elementos para la tarea de indagación de hechos.

“Esto, con la finalidad de trabajar al ritmo de los números de delitos que se están cometiendo en Aguascalientes y lograr el esclarecimiento de todos para su judicialización y la consecuente sanción que determine la autoridad jurisdiccional en cada caso”.

En ese sentido, destacó además la necesidad de contar con agentes del Ministerio Público suficientes para “hacer caminar” el cúmulo de carpetas que atienden en cada agencia y que en este momento llegan a ser de hasta 600 expedientes por agente.

Al respecto, dijo que en este momento se está capacitando un grupo numeroso de aspirantes al cargo, que no necesariamente se incorporarán en lo inmediato, sino conforme se vayan necesitando y el presupuesto lo permita.

“La intención es no esperar a que haya una vacante para buscar al suplente, sino contar con una lista de espera que permita ascender a quien ya está preparado para desempeñar la función”.

Finalmente, estimó que entre lo que queda de este año y el próximo, la plantilla de personal de la Fiscalía deberá crecer para fortalecer tanto las tareas de la función investigadora, como las de los ministerios públicos, especialmente en el área de robo, que es el delito que más está lastimando a la sociedad de Aguascalientes en este momento.