Comerciantes del Centro se frotan las manos ante la expectativa que les genera las ventas con motivo del Día de las Madres. La presidenta de Acocen, Guadalupe González Madrigal, reconoció que son muchos los rubros que se reactivan para dicha fecha, por lo que estima un crecimiento en ventas hasta en un 20% con relación a la temporada normal de compras.
Comercialmente, el 10 de mayo es una fecha muy buena para todos los vendedores en general, sobre todo para los que están ubicados en el Centro de la ciudad. De acuerdo a la titular de dicha asociación, sí les ayuda a reactivar un poco la economía, sobre todo de aquellos que tienen que ver con regalos para las mujeres, así como los restaurantes que suelen estar llenos para dicha fecha.
“En general a los comercios del Centro les va bien ese día, es costumbre muy hecha de que todo mundo sale a comer, es un buen día, y para los que venden artículos de regalos para las mamás, son los ganones de la fecha; sí se reactiva, es un buen día, los grandes almacenes que sacan sus ventas nocturnas anticipadas llevan una enorme ventaja”.
González Madrigal señaló a El Heraldo que cada comercio conoce ya a su clientela y pone las ofertas cercanas al día, descuentos especiales, regalan cosas, dan algún obsequio por la compra, regalan la envoltura, entre otras promociones. “Lo que más se vende para el Día de la Madre es mercancía atractiva que puede ser regalada a una mamá joven, grande o de edad, tales como ropa, calzado, joyas, perfumes, las florerías, el boom de los celulares y los electrodomésticos”.
La presidenta de Acocen estimó que, en el caso de las florerías, para esta temporada llegan a triplicar sus ventas, pero el resto de los negocios venden un 20% más con relación a una temporada normal. “Los que no tenemos cosas alusivas a la fecha no nos beneficia, pero al final hace que la economía se mantenga, porque van con la cadenita debido a que tienen flujo de efectivo de lo que requiere de los demás”.