David Julián Torres Martínez

Terrible tragedia la que se registró el viernes por la tarde en un domicilio de la colonia La Barranca, después de que se suicidó un niño de apenas 12 años.
Los papás del pequeñito acusaron que su hijo era víctima de ‘bullying’ en la escuela secundaria donde estudiaba.
Todavía el viernes por la tarde, cuando salió de clases, un grupo de estudiantes le arrojó piedras con la intención de golpearlo.
Horas antes de que se ahorcara, el niño se encontraba muy feliz, ya que su mamá le avisó que iban a comprarle unos zapatos nuevos, dado que el sábado iba a realizar su Primera Comunión.
El adolescente fallecido fue identificado como Juan Jesús, de apenas 12 años.
Fue encontrado ahorcado por uno de sus primos, en el interior de la habitación de su domicilio ubicado en la calle José María Martínez Valadez, en la colonia José López Portillo.
El niño fue encontrado con una cinta de tenis amarrada a su cuello, y aunque trataron sus familiares desesperadamente de salvarle la vida, ya nada pudo hacerse por él.
Los trágicos hechos quedaron al descubierto alrededor de las 5 de la tarde del viernes.
Un reporte al servicio de emergencias indicaba que una persona había atentado contra su vida, en la dirección arriba señalada.
De inmediato se trasladaron a ese lugar varias patrullas de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes del Destacamento “Insurgentes”, así como una ambulancia e la Cruz Roja, quienes certificaron el deceso del niño.
El pequeño fue encontrado tirado sobre el piso boca-arriba, y según sus consanguíneos, fue hallado con una cinta de tenis que tenía amarrada al cuello, hecho confirmado por las huellas de surco que el cadáver tenía en dicha área.
Este no fue un caso de muerte por ahorcamiento por suspensión, sino que aparentemente el niño jaló de la cinta con su propia fuerza, provocándose la asfixia por ahorcamiento.
Sin embargo, la causa de muerte será confirmada por la necropsia correspondiente.
Trascendió que, de acuerdo con familiares del ahora occiso, este sufría de “bullying” por parte de otros estudiantes de la Escuela Secundaria General No. 10 “22 de Octubre”, ubicada en la misma colonia La Barranca, lugar donde estudiaba Juan Jesús.
Estas agresiones iban hasta lo físico, ya que la familia del menor afirmó que llegaban al punto de apedrearlo.
Finalmente, a la escena acudieron los agentes del Grupo Homicidios de la PME, el agente del MP de Hospitales y peritos de Servicios Periciales, para realizar las diligencias correspondientes.
Posteriormente, se trasladó el cadáver del niño al Semefo para realizarle la necropsia de ley.

¡Participa con tu opinión!