Otro suicidio más en el estado. El lamentable hecho se dio en la Colonia Insurgentes, en los albores del martes. Jovani, de 23 años tomó la drástica decisión de terminar con su vida al colgarse con un cinturón color negro en el patio de su casa.
Un extremo estaba atado a la escalera que lleva al segundo piso del inmueble; el otro, a su cuello. No se sabe cuánto tiempo estuvo suspendido, pero su cónyuge Maribel, de 24 años, le descolgó.
Iba despertando cuando dio con el terrible hallazgo y, junto con un vecino, descolgaron a Jovani. Maribel reportó los hechos con la esperanza de que no fuera demasiado tarde, pero al arribar los paramédicos confirmaron lo peor.
Pese a los intentos de reanimarle, ya era demasiado tarde, y el deceso de Jovani se convierte en el suicidio número 42 del año.