Un empleado de una de las empresas que trabaja en las obras de ampliación del Cereso para Varones “Aguascalientes”, fue detenido por policías penitenciarios quienes lo sorprendieron cuando pretendía ingresar clandestinamente un teléfono celular a dichas instalaciones.
Quien debido a ello se encuentra bajo investigación de la Fiscalía General del Estado, es un individuo de nombre Alberto.
Fue el jueves por la mañana, cuando esta persona arribó al Cereso para Varones “Aguascalientes”, a bordo de una camioneta Nissan pick up, color blanco, con la finalidad de entregar material de aluminio que se utilizará en los trabajos de remodelación y ampliación de las instalaciones.
Sin embargo, cuando custodios y agentes de la Policía Penitenciaria lo sometieron a una revisión de rutina, como parte de las medidas de seguridad que se llevan a cabo de manera permanente, descubrieron que llevaba oculto en el tablero un teléfono celular color rojo.
Tras verse descubierto, Alberto comenzó a mostrarse muy nervioso y terminó por revelar que se le había hecho fácil. Por tal motivo fue trasladado a la Fiscalía General del Estado para las investigaciones correspondientes.