Con quemaduras de segundo grado en una pierna, resultó lesionada una niña de 5 años, cuando accidentalmente se le derramó un vaso de unicel que contenía agua caliente con la que su mamá le había preparado una sopa instantánea.
La pequeñita identificada como Matilde, de 5 años, sufrió quemaduras de segundo grado en la pierna derecha, aunque no ameritó ser trasladada a recibir atención médica a algún nosocomio, siendo atendida en el mismo lugar de los hechos por paramédicos del ISSEA.
Los hechos se registraron la tarde del jueves, en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Lomas del Chapulín.
Se estableció que momentos antes, le fue preparada a la niña una sopa instantánea para que comiera, por lo que la mamá se la preparó en el horno de microondas.
Cuando la pequeñita estaba sentada a la mesa y se disponía a comer la sopa, accidentalmente se le resbaló de sus manos el vaso de unicel, por lo que el agua caliente le cayó sobre una de su pierna derecha y le provocó la quemadura.
Al escuchar el llanto de la niña, de inmediato la mamá y la abuelita intentaron ayudarla, pero al ver que tenía quemada su pierna, optaron por llamar a los servicios de emergencia.
Instantes después llegó la ambulancia ECO-341 del ISSEA, cuyos paramédicos le brindaron atención pre-hospitalaria a la niña, percatándose que presentaba quemaduras de segundo grado.
Sin embargo, no ameritó ser trasladada a algún nosocomio.