Tramitología y burocracia habrían sido factores que frenaron la obra privada en Aguascalientes durante el último trimestre de este año que está por finalizar, informó el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Luis Francisco Romero David.
Al menos una quinta parte de los grandes proyectos comerciales e industriales que fueron anunciados el transcurso del año, entró en suspenso y la expectativa es que se retomen para su desarrollo a partir del próximo mes de enero, agregó.
Los proyectos a los que se les puso pausa son básicamente centros comerciales, diseñados con amplitud de espacios para la oferta de servicios y obviamente actividades del comercio organizado.
Igualmente, infraestructura industrial, fundamentalmente naves industriales que los inversionistas gestionaron a lo largo del año en diversos puntos de la entidad y que, sin embargo, no se alcanzaron a concretar en este agonizante 2017.
En ese sentido Romero David estimó que uno de los factores más importantes que habrían motivado el arranque de las obras previstas o la suspensión de aquellas que de manera incipiente alcanzaron a iniciar, es la tramitología y la burocracia que en algunos casos se tiene que enfrentar para sacar adelante un proyecto.
Recordó que grandes centros comerciales fueron anunciados para su construcción inicial en 2017; el más grande denominado Explanada que no ha empezado a construirse; la ampliación de Altaria que sacaron sólo una etapa y uno más a la entrada sur de la ciudad que prácticamente está detenido o al menos muy lento en lo últimos 3 meses.
En tanto hoteles y fraccionamientos, también de inversión privada, no se han detenido, puntualizó el presidente de la CMIC.
Al respecto sostuvo que en este momento hay tres o cuatro hospederías de dimensión considerable en proceso de edificación.
Y respecto de la vivienda, recordó que la construcción relacionada con este sector se mantiene activa casi de manera permanente, pues su ejecución está antecedida por trámites que, si bien son tardados, una vez liberados exigen trabajo continuo para su consolidación.