El secretario del Ayuntamiento y director de Gobierno, Jaime Beltrán Martínez, advirtió que a todos los mandos y elementos policiacos se les “apretó las tuercas” para que no descuiden ni den por sentado que no ocurren situaciones de inseguridad pública; ahí es cuando más se deben observar los protocolos para ejercer una actuación impecable al servicio que se brinda a la ciudadanía.

Asimismo, confirmó la permanencia del secretario de Seguridad Pública, comisario Antonio Martínez Romo, junto con toda la corporación, si bien aclaró que todos los funcionarios públicos se encuentran de manera permanente bajo observación y si alguien incumple con sus responsabilidades se tomarán las acciones pertinentes.

Al ratificar la colaboración y la coordinación con todos los órdenes de Gobierno, sea Federal, Estatal, Municipal y militar, el funcionario capitalino informó que en ningún momento ha recibido un documento oficial para la firma del Mando Único en el estado de Aguascalientes, el cual debería ser autorizado por el propio Cabildo.

Dijo que el elemento policiaco infractor cuenta con un buen expediente dentro de la corporación, pero incurrió en un descuido que desencadenó que una tercera persona tomara su arma de fuego y la detonara en contra de la ciudadanía. Por esa razón se encuentra sometido a una investigación y la Comisión de Honor y Justicia resolverá si lo cesa o no.

“Frente a esta situación, la Academia de Formación Policial ya trabaja en un programa de capacitación ex profeso para reforzar el tema del manejo de los protocolos por parte de los elementos policiacos”.

Jaime Gerardo Beltrán Martínez agregó que el 90% de los policías cuentan con su clave única policial y este 2020 se alcanzará el 100%, y de esta manera quedarán validados en su quehacer policiaco.

Finalmente, sostuvo que la capacitación es constante y permanente, se han logrado varias certificaciones, si bien se implementarán mayores programas de actualización para que estén atentos de todos los protocolos que deben aplicar de manera permanente, sin confiarse ni descuidarlos.